top of page

EL ENCUENTRO SAGRADO

Un viaje hacia la integración de la conciencia femenina y masculina

Retiro en México 24,25 y 26 de Junio. 

Pink and Brown Classic Feminine Beauty W

En este taller investigaremos cómo funcionan las modalidades de conciencia femenina y masculina en todos nosotros independientemente de que seamos varones o mujeres. No lo haremos desde el debate de ideas sino desde la propia experiencia personal. Buscaremos el conocimiento en la profundidad de nuestra experiencia.


El debate ideológico es insuficiente cuando las conciencias femenina y masculina no han sido integradas y no hemos sanado las heridas que este desencuentro produjo tanto en varones como en mujeres.


Abriremos y trabajaremos con nuestras tres mentes: no solo la cognitiva (que es la que mayormente acepta el modelo de mundo actual), sino también la mente somática o corporal y la mente generativa-intuitiva.

EN ESTE TALLER:

- Exploraremos a través de experiencias vivenciales cómo funcionan las cualidades masculinas y femeninas en nosotros mismos, en nuestros vínculos y en el mundo.


- Reconoceremos ambas modalidades de conciencia para sanarlas e integrarlas.


- Desde esta integración vislumbramos como el universo entero se despliega en una danza cósmica de polaridades que en la experiencia humana se expresa como la polaridad femenino-masculino. 


- De la integración emerge una conciencia que trasciende la división y el conflicto permitiendo percibirnos como partes de una totalidad mayor.

Nuestro mundo privilegia desde hace mucho tiempo valores “duros” por encima de los “blandos”. Rigidez por encima de flexibilidad adaptativa. Vencer, imponer y dominar por encima de colaborar, negociar y acordar. Competir por sobre cooperar. La mente sobre el cuerpo. Controlar por sobre fluir.

Este paradigma patriarcal que sobrevalora lo duro y desvaloriza lo blando ha facilitado logros pero a un costo demasiado elevado: deshumanización, estrés, enfermedad, desastres ecológicos, infelicidad… 

En nuestra cultura, a las cualidades “duras” se las considera masculinas, mientras que las “blandas” son consideradas femeninas. 

Desde la antigüedad, la tradición china taoísta se refería a esa polaridad como el yang y el yin. Estos conceptos que, por algún motivo, han perdurado por milenios portan una sabiduría tan profunda como poco conocida.

GABRIEL PLACHTA .png

Quiero recibir más información:

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page