top of page
Buscar
  • Foto del escritorgabrielplachta

"EL ENCUENTRO SAGRADO"

Este paradigma patriarcal que sobrevalora lo duro y desvaloriza lo blando ha facilitado logros pero a un costo demasiado elevado: deshumanización, estrés, enfermedad, desastres ecológicos, infelicidad…

Las cualidades “duras” en nuestra cultura se consideran masculinas mientras que las “blandas” son consideradas femeninas. Desde la antigüedad los chinos hablaban sobre esa polaridad como el yang y el yin. Estos conceptos que, por algún motivo, han perdurado por milenios portan una sabiduría tan profunda como poco conocida.


Los profundos cambios a los que nos desafía este momento del mundo, requieren tanto de nuestras habilidades duras como de las blandas: iniciativa, creatividad y empuje tanto como flexibilidad, empatía y fluir en la incertidumbre.

Regenerar y reconstruir desde nuestro centro integrando lo masculino y lo femenino. El Matrimonio Sagrado. El “hieros gamos”. La Unión Mística. Unión del Cielo con la Tierra.


Buscar coocimiento en la propia experiencia puede ser tan revelador como sanador.

En el taller "El Encuentro Sagrado":


- Abriremos y trabajaremos con nuestras tres mentes: no solo la cognitiva (que es la que mayormente acepta el modelo de mundo actual), sino también la mente somática o corporal y la mente generativa-intuitiva.


- Exploraremos a través de experiencias vivenciales cómo funcionan las cualidades masculinas y femeninas en nosotros mismos, en nuestros vínculos y en el mundo.


- Reconoceremos cómo se manifiestan los aspectos luminosos y oscuros de cada modalidad.


- Identificaremos cuál de estas modalidades de conciencia predomina en nosotros y exploraremos cómo despertar aquella que necesitamos activar y desarrollar.


- Exploraremos ambas modalidades de conciencia para sanarlas e integrarlas y desde esta integración acceder al núcleo primordial del que se genera nuestro poder personal.


En tiempos de aguas turbulentas como el que vivimos necesitamos disponer de todos nuestros recursos: reconocerlos, sanarlos, activarlos, integrarlos.


Nuestro pequeño ego necesita navegar en sintonía con las energías universales que todo lo mueven. Nutrirse de esta danza cósmica entre lo femenino y lo masculino.

Abrirse al nacimiento de una Conciencia cada vez más integrada que trascienda la división y el conflicto permitiendo percibirnos como partes de una totalidad mayor.


284 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

LA RONDA

Comments


bottom of page